En Garoña podría pasar como en Fukushima

Noticia extraída de: El Mundo

Greenpeace: ‘Si falla la electricidad en Garoña podría pasar como en Fukushima’

  • Bravo denunció que la ‘vida útil’ de la central burgalesa está agotada
  • Presenta ‘graves problemas de seguridad derivados del envejecimiento’

Europa Press | Vitoria

La organización ecologista Greenpeace ha advertido este miércoles en el Parlamento vasco que cualquier accidente en la central Nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) que supusiera la pérdida de suministro eléctrico provocaría un accidente como el de la central japonesa de Fukushima.

El responsable del área de Energía y Cambio Climático de Greenpeace, Carlos Bravo, y la responsable de la campaña Nuclear de Greenpeace, Raquel Montón, han comparecido ante la Comisión de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca del Parlamento vasco, para explicar su punto de vista sobre los problemas de seguridad de la central nuclear de Garoña y las “lecciones” que se derivan del grave accidente nuclear de Fukushima.

Bravo ha presentado las conclusiones del informe elaborado por Greenpeace con motivo del primer aniversario de Fukushima bajo el título ‘Garoña. El precio que no debemos pagar’, en el que se resumen todas las incidencias que tiene la central nuclear de Burgos, las similitudes con el reactor de la central nuclear de Fukushima y explica por qué piden el “cierre inmediato” de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos).

Según ha recordado, Garoña, con más de 40 años de funcionamiento comercial, es la única central en funcionamiento en el Estado de las llamadas de primera generación. Tiene una reactor BWR/3 con sistema de contención Mark I, diseñado y fabricado por General Electric, el mismo que el reactor número uno de la central de Fukushima.

En este sentido, ha denunciado que la “vida útil” de la central burgalesa está agotada, ya que presenta “graves problemas de seguridad derivados del envejecimiento de sus componentes y problemas de refrigeración en su funcionamiento rutinario.

El informe de la organización ecologista recoge la información proporcionada por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) dentro del proceso de realización de las pruebas de resistencia a la central de Garoña, que revela que la central sería incapaz de resistir terremotos con una aceleración horizontal de 0,30 g (g, aceleración de la gravedad) como el regulador exige tras Fukushima y ha denunciado que presenta riesgo de inundación muy alto en caso de rotura de las presas de agua.

Además, se apuntaba a que el combustible nuclear gastado se encuentra “significativamente desprotegido” en caso de pérdida de los sistemas de refrigeración de la planta, así como la falta de medidas para reducir las concentraciones de hidrógeno con riesgo de explosión en la contención del reactor.

Bravo ha criticado que el CSN no haya evaluado los riesgos externos como el choque de un avión o la posibilidad de atentados terroristas. En este sentido, ha advertido de que una colisión contra el edificio del reactor causaría la fusión del núcleo, situación que se podría dar incluso en el caso de que el impacto fuera ocasionado por un avión comercial “relativamente pequeño”.

Según ha explicado, la piscina de combustible gastado se encuentra dentro del edificio del reactor, considerablemente menos protegida que el reactor, y podría resultar dañada, lo que significa que habría una liberación de radiactividad adicional.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s