El fracking, un peligro? Artículo en 20minutos

20minutos publicó ayer un interesante artículo sobre el fracking en España, del que entresacamos los siguientes párrafos:

En Cantabria, una reunión el pasado lunes pretendía ser aclaratoria. De un lado, el director facultativo de Repsol Investigaciones Petrolíferas, Luis Gómez; del otro, unadocena de alcaldes de poblaciones situadas en las 74.628 hectáreas –una zona denominada Luena– concedidas por el Gobierno cántabro a la multinacional española para explorar yacimientos de gas mediante fracturación hidráulica.

Pero si la iniciativa de Repsol era tranquilizar a estos municipios, no está claro que lo lograra. Varios días después, Pablo Gómez, el alcalde de Arenas de Iguña, no las tiene todas consigo: “Queremos que nos cuenten toda la verdad. Necesitamos garantías de que no van a hipotecar nuestro futuro”, comenta el regidor de la localidad cántabra a 20minutos.es. Repsol aseguró a los alcaldes que contaban con la supervisión gubernamental, que crearían puestos de trabajo y que las posibilidades de un incidente medioambiental, según escuchó el alcalde de Arenas, “son como las de un avión, sin que por ello deje de ser el medio de transporte más seguro”.

A Gómez no le acabaron de convencer. Sobre todo porque esta “transparencia” de la que presumía Repsol al convocar la reunión, choca con el silencio del Ministerio de Industria a una solicitud de información sobre el fracking y el proyecto para Luena que realizó el propio alcalde hace 15 días. “Aquí somos medianamente inteligentes; si actúan con este ocultismo, sospechamos”, apunta. “¿Que han frenado la fracturación hidráulica en otros países? De eso no nos comentaron nada”, comenta el regidor de este municipio de 1.900 habitantes.

Aún así, los alcaldes acudieron a la reunión porque querían confrontar la información que ya poseían a través de médicos oncólogos, ingenieros agrónomos, asociaciones vecinales y grupos ecologistas. Unos datos procedentes de Estados Unidos o del Reino Unido, donde incluso se achaca al fracking la indución de terremotos por la inyección de agua a 5.000 atmósferas de presión para romper las rocas y liberar el gas; alertan de la contaminación de los acuíferos por componentes químicos no especificados; y estudios oficiales del estado de Colorado advierten de una cantidad liberada de metano (cercana al 4%) supuestamente mayor al límite establecido para la prospección de hidrocarburos.

A principios de marzo, las autoridades del estado de Ohio aseguraron que la extracción de gas natural mediante fracking había provocado un seísmo de 4 grados en la escala Richter. Y en noviembre de 2011, la compañía Cuadrilla Resources, que opera con la misma técnica en Reino Unido, reconoció ser responsable de los tremores que surgieron a causa de sus exploraciones en la ciudad de Blackpool.

Euskadi también da explicaciones

La Administración vasca también se ha visto obligada a dar explicaciones. El Consejero de Industria vasco, Bernabé Unda, compareció el pasado martes en el Parlamento de Euskadi para detallar el proyecto ‘Gran Enara’; una superficie prospectiva de 1.400 kilómetros cuadrados en la llanada alavesa, donde se ha concedido un permiso de exploración de gas no convencional a un consorcio formado por EVE (el Ente Vasco de Energía), la empresa norteamericana Heyco Energy y Cambria Europe.

El lehendakari Patxi López publicitó el hallazgo de gas no convencional en tierra vasca, a finales de 2011, en uno de los campos de extracción que Heyco Energy posee en Dallas (Estados Unidos). Y se ofrecieron más cifras: 185.000 millones de metros cúbicos de gas natural (el consumo de gas en Euskadi en 60 años) que estarían valorados en 30.000 millones de euros. Pero se evitó en todo momento pronunciar la palabra maldita: fracking.

Tras la comparecencia en el Parlamento vasco, el viceconsejero Xabier Garmendia aseguró que los riesgos asociados a la exploración “son irrelevantes”. Una visión que no comparte, por ejemplo, José Ignacio Santidrián, cirujano oncológico del Hospital de Cruces de Bilbao, que ha presentado alegaciones al proyecto Gran Enara: “La prospección a través de frackingproduce afecciones respiratorias e incluso aparición de tumores”, comenta Santidrián.

Su estudio no puede ser más alarmante. Habla de movilización de materiales radiactivos, de cáncer de pulmón causado por el radón y detalla una tabla de sustancias químicas que se pretenden usar en el sondeo de Enara. “Al menos seis de ellos producirán efectoscarcinógenos, otros seis son mutágenos, quince afectan a la piel o al sistemarespiratorio…”, expone Santidrián en su documento.

artículo completo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s