Jornadas de Vitoria. Un resumen

Durante los días 23, 24 y 25 de abril se han celebrado en Vitoria unas Jornadas técnicas sobre gas no convencional. Estas Jornadas han sido organizadas por el Gobierno Vasco, la Diputación de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Su finalidad, aparentemente era el de analizar técnicamente la problemática asociada a la extracción de este tipo de gas, pero en realidad, creemos que lo que se pretendía era desplegar una operación de marketing destinada a tranquilizar a la población favoreciendo el desarrollo de los proyectos apoyados por el actual Gobierno Vasco.

Iker Armentia en su blog No sin mi mochila, nos ofrece un excelente resumen de las conclusiones a las que ha llegado en estas Jornadas.

Estas son sus conclusiones:

1. No existe un consenso técnico y científico sobre el fracking
La mayoría de los técnicos consideran que es viable un fracking bien controlado y regulado, sin embargo, se han escuchado voces que alertan de los riesgos de esta técnica y recomiendan actuar con cautela y precaución. No hay todavía un consenso sobre esta técnica.

2. El fracking no tiene impacto cero
Sea cual sea la posición que se ha mantenido, queda claro que el fracking, como cualquier otra actividad industrial, no es inocua. La lista de impactos ambientales incluye terremotos, emisiones de gas metano y contaminación de agua. La cuestión que se plantea es como reducir a la mínima expresión ese riesgo.

3.  ¿Se vetaron voces críticas con el fracking?
Así me lo han trasladado fuentes de la propia organización de las jornadas y también lo ha denunciado públicamente el PNV que a última hora y tras desvelarlo consiguió colar varios ponentes que la organización de las jornadas había rechazado inicialmente. De hecho, he tenido acceso al penúltimo borrador del programa de las jornadas y, por poner un ejemplo, se “cayó” del programa Philippe Geiger que tenía que explicar la legislación francesa que prohíbe el fracking. Pese a que el fracking está prohibido en varios países y existen moratorias en otros lugares, en las jornadas no pudimos conocer por qué esos países han prohibido el fracking. El Gobierno Vasco dice que organizar estas jornadas era una tarea muy complicada y ha desmentido que haya vetado a ponentes.

4. El Gobierno Vasco, aislado políticamente
En las jornadas se celebró una mesa política en la que participaron todos los partidos con representación en el Parlamento Vasco. Todos (PNV, PP, Aralar, Ezker Anitza y UPyD) salvo el PSE criticaron duramente el modo en que el departamento de Industria ha llevado adelante este proyecto. Cada uno con sus matices, pero los partidos denunciaron la falta de información por parte del Gobierno Vasco y consiguieron arrancar el compromiso del viceconsejero de Industria Xabier Garmendia para iniciar una serie de encuentros con ellos.

5. El Ayuntamiento de Vitoria muestra sus dudas sobre el fracking
Los dos primeros pozos que quiere abrir el Gobierno Vasco y las empresas de USA están ubicados en el término municipal de Vitoria (son 4 en total en la ciudad). Hasta esta jornadas no se conocía la posición del Ayuntamiento, pero ya se ha desvelado. Los técnicos municipales, alegando el principio de precaución y la falta de un consenso científico sobre el fracking, reclaman un Estudio de Impacto Ambiental para todos los pozos. Y critican la falta de información por parte del Gobierno Vasco (en aditivos, consumo de agua…) que les está impidiendo evaluar el impacto real de la apertura de esos pozos.

6. El acuífero de Subijana podría estar más protegido
Los pozos proyectados cruzarán el acuífero de Subijana, una reserva estratégica de la ciudad de Vitoria para afrontar épocas de sequía. Tras escuchar a los ponentes, el PNV ha solicitado que se aumente la protección ambiental del acuífero. Stuart Gruskin, un ex alto funcionario del Departamento de Protección Ambiental de Nueva York, contó que han prohibido la apertura de pozos en dos acuíferos y sus alrededores porque podrían ser utilizados en el futuro para abastecer a la población. Como es el caso de Subijana.

7. La asignatura pendiente del acuerdo social
Partidarios y detractores del fracking coinciden en que no se puede iniciar un proyecto de explotación de pozos sin antes escuchar a la población afectada y llegar a acuerdos con ella. Durante las jornadas se ha resaltado la necesidad de escuchar a instituciones locales y organizaciones de todo tipo. Incluso un portavoz de la empresa holandesa EBN reconocía como la arrogancia de algunas empresas ha llevado a entorpecer el futuro de varios proyectos.

8. La gran duda sobre el consumo de agua
Una de las grandes incógnitas que no queda del todo resuelta es de dónde se sacan las ingentes cantidades de agua que se necesitan en una plataforma de fracking. Y no solo para el caso de Álava. Varios ponentes incidían en que no existen cálculos acertados sobre la cantidad de agua necesaria y que la industria del gas debe avanzar más en esta cuestión. Lo reconocía por ejemplo la portavoz de la empresa Schulemberger dedicada al fracking. En el caso de Vitoria, el Ayuntamiento ha criticado que el Gobierno Vasco no especifique de donde sacará el agua para varios de los pozos sobre los que se han solicitado permisos.

9. El Gobierno Vasco quiere reducir los requisitos legales para hacer viable el fracking
Durante las jornadas Mikel Otero desveló un párrafo que podría ser muy polémico incluido por el Gobierno Vasco en su documento de Estrategia Energética de Euskadi 2020. El Gobierno apuesta por reducir los requisitos y los plazos para que el fracking sea viable económicamente.

De cara a la dinamización del sector, es importante llevar a cabo iniciativas que simplifiquen radicalmente la actual normativa de tramitación de solicitudes y autorizaciones para la exploración y, en su caso, explotación de reservas de gas natural. La propia viabilidad económica de estas posibles reservas está en cuestión si no se reducen y agilizan significativamente los requisitos y plazos que actualmente se manejan en este tipo de permisos. Para ello será preciso argumentar de forma sólida y decidida ante la Administración central la necesidad de los cambios regulatorios propuestos y las importantes ventajas energéticas y económicas que ello puede generar.  

Un técnico cualificado del Ayuntamiento de Vitoria me contaba el otro día que para que el fracking sea viable económicamente en Euskadi se tiene que hacer a costa de rebajar las garantías de protección ambiental y tener una regulación muy laxa.

10. El Parque Natural de los Montes de Vitoria puede parar el fracking
Después de que un alto cargo del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco dijera hace unos días que la declaración del Parque Natural de los Montes de Vitoria no tiene nada que ver con los pozos de fracking, ayer el Director de Planificación Ambiental del mismo departamento lo desmintió. Reconoció que los dos pozos de exploración están dentro de los límites del Parque lo que podría dar al traste con el proyecto. Aunque insistió en que es provisional y que tendrán que tomar una decisión definitiva. ¿Por qué estas informaciones contradictorias? ¿El Gobierno Vasco ya ha tomado una decisión? Probablemente la batalla entre el Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Vitoria se va a jugar en el debate sobre los términos concretos de la declaración del Parque Natural de los Montes de Vitoria.

¿Las elecciones vascas aparcarán el fracking?
Las Jornadas dejan la evidencia de que el recelo frente al proyecto del fracking va más allá del rechazo esperable de las organizaciones ecologistas. Hay técnicos de instituciones locales que han mostrado sus dudas, organizaciones agrarias que lo han rechazado y el arco parlamentario vasco no apoya al Gobierno. La desconfianza frente al proyecto del Gobierno Vasco está lo suficientemente extendida como para llegar a ponerlo en cuestión. A todo esto, está previsto que en la primavera del año que viene se celebren elecciones en Euskadi coincidiendo con el momento en el que el Gobierno Vasco y las dos empresas norteamericanas quieren iniciar la perforación de los pozos. ¿Está dispuesto el PSE-EE a sufrir el desgaste electoral de las movilizaciones sociales y la oposición de todo el arco parlamentario en pleno periodo preelectoral con un tema tan sensible como el fracking? Mi impresión es que no, pero el tiempo lo dirá.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s