Vitoria deniega licencia de obras para el FRACKING

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha denegado a la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi, SHESA, la licencia de obras para la perforación de los pozos exploratorios de Subijana.

Se trata de una decisión técnica respaldada por el alcalde, quien afirmó que no firmará ningún permiso si no cuenta con el visto bueno de los técnicos municipales.

Es una buena noticia, ya que es un gran peligro que este tipo de proyectos con un enorme  impacto ambiental queden en manos de los políticos quienes los pueden utilizar sin ningún escrúpulo para sus juegos de poder.

Según el Informe Técnico que ha motivado la denegación del permiso “la documentación presentada no garantiza que no se vayan a provocar impactos inasumibles”. En el mismo informe se advierte que la información aportada en la solicitud “no se ajusta al contenido mínimo” que exige la Ley General de Protección del Medio Ambiente del País Vasco, pues “contempla únicamente la obra civil, y sin embargo debería contemplar fundamentalmente la fase de perforación y exploración”.

En la documentación presentada para la solicitud de la licencia de obras adolece de deficiencias formales y no menciona cuestiones tan importantes como la cantidad y procedencia del agua que se va a utilizar en la explotación, o la identificación de los compuestos químicos y de los explosivos que se emplearán. También se considera que falta una “valoración detallada del riesgo que supone la posible contaminación de las aguas […] por metano, radiactividad y metales pesados”.

Entre otras cosas, los técnicos municipales reclaman la documentación ambiental sobre el proyecto inicial del Gobierno, que incluía 16 pozos y que por entrar en áreas protegidas por la Red Natura 2000 exigía una evaluación de impacto ambiental que luego la Secretaría de Estado de Cambio Climático no pidió al reducir Industria el proyecto de exploración a los dos pozos de Subijana. Al parecer la intención del Gobierno Vasco es ir tramitando nuevos sondeos exploratorios por separado si éstos son necesarios para comprobar la viabilidad del proyecto del fracking. “La tramitación separada una a una de todos los pozos de exploración supone una forma de evitar la evaluación de impacto ambiental” exigida cuando el plan contemplaba 16 perforaciones. Por ello, los técnicos piden a Shesa que evalúe “detalladamente el efecto sinérgico y acumulativo que tiene el proyecto de perforación de estos dos pozos […] con otras actuaciones proyectadas en el marco del mismo permiso de exploración”.

Lo que hacen los técnicos es invocar el Plan de Ordenación Urbana de 2003 -en materia urbanística el Ayuntamiento sí tiene margen de maniobra-, que no permitiría extraer gas en la zona de Subijana, Área Forestal y de Valor Natural de Grado 2, en una eventual fase de explotación.

El Consistorio da un mes a Shesa para aportar la prolija documentación requerida, pues no cabe recurso ante la resolución, y transcurridos tres meses más declarará la caducidad del expediente y su archivo, lo que obligaría al Gobierno a empezar de cero.

Ver la noticia completa en: noticiasdealava.com


Anuncios
Esta entrada fue publicada en noticias, otros proyectos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s