Duke University: entrevista con R. Jackson

Robert Jackson, geoquímico y profesor de biología de una de las más prestigiosas universidades americanas, Duke University, en Carolina del Norte, junto con otros profesores y estudiantes de la misma universidad, es el autor de un Estudio, “Research and Policy Recommendations for Hydraulic Fracturing and Shale‐Gas Extraction“, en el que se analizan algunas de las consecuencias medioambientales de la fractura hidráulica y en especial el riesgo de contaminación de los cursos de agua subterráneos.

En su investigación halló contaminación por metano en las aguas cercanas a los pozos de extracción, pero no encontró indicios de los productos químicos utilizados en la fractura hidráulica, aunque no descartan la posibilidad de que en investigaciones posteriores puedan ser hallados.

¿En qué se parecen los cerdos a las torres de perforación?

En una entrevista, cuyo vídeo subtitulado en castellano puede verse aquí, Robert Jackson hace un breve repaso de sus investigaciones. Entre las cuestiones más importantes que aborda en dicha entrevista se encuentra la necesidad de un debate sobre el futuro energético como paso previo para poder tomar decisiones sobre los riesgos que estamos dispuestos a correr.

Si realmente es necesario obtener gas para mantener en funcionamiento el sistema actual con un elevado consumo energético, Jackson piensa que es primordial hacer un esfuerzo por establecer un estricto sistema regulatorio y avanzar en la transparencia. Cree que el actual secretismo de la industria puede ser un gran problema. Si es necesario el gas y es posible obtenerlo debe ser evitando las posibles consecuencias nefastas para la vida. Es en este contexto en el que utiliza el ejemplo de los cerdos, ya que en Carolina del Norte hubo graves problemas de contaminación debidos a la ganadería por falta de una estricta reglamentación.

Este investigador independiente se queja del escaso éxito de sus solicitudes de información a la industria que, según afirma, posee muchos datos que son ocultados deliberadamente.

Al final de esta entrevista se incide en dos cuestiones clave que deben ser resueltas urgentemente:

– “¿De dónde saldrán los millones de litros de agua necesarios para la fractura hidráulica?”

-“¿Qué se va a hacer con las aguas residuales contaminadas?”

Es importante tener en cuenta que sus investigaciones no son financiadas por la industria, lo que, según él mismo afirma, les restaría credibilidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en documentos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s