La Diputación de Burgos se lava las manos

Según una noticia aparecida en El Correo de Burgos, la Diputación de Burgos, a través de la Agencia de Energía AGENBUR, esta valorando las informaciones “contradictorias” sobre la técnica de la fractura hidráulica para la obtención de gas no convencional. El presidente de la Diputación no tiene ninguna opinión formada sobre el asunto y de momento la Diputación no tiene ninguna postura sobre el asunto.

Esta es la noticia:

Diputación

Agenbur valorará si la extracción de gas pizarra es perjudicial o no

El presidente de la Diputación, César Rico, reconoce que ante los datos contradictorios, la Institución no se decanta «a favor ni en contra»

La Diputación de Burgos, a través de la Agencia de Energía (Agenbur), está valorando las «informaciones» que llegan sobre la técnica de extracción de gas por fractura hidráulica (conocida como fracking), pero no ha tomado postura «ni a favor ni en contra», explicó el presidente de la Diputación, César Rico. «Hay muchas noticias contradictorias», recordó, y «habrá que verificar los informes» que han aparecido de diferentes organizaciones y de universidades de distintos países.

Sin embargo, y tal y como explicó el presidente de la Diputación, «no hay una postura o una opinión formada», precisamente por la avalancha de informaciones contradictorias que se han expresado entre los que están a favor y los que están en contra.

Rico es consciente de que hay un «gran número» de ayuntamientos en la provincia que han aprobado mociones declarando sus municipios ‘libres de fracking’. La mayor parte de ellos se encuentran en el norte de la provincia.

Uno de los últimos ayuntamientos en rechazar la técnica ha sido el de Medina de Pomar y antes ya lo habían hecho otros municipios de las Merindades como el Consistorio de Junta Traslaloma, Valle de Mena, Espinosa de los Monteros, Valle de Tobalina y Valle de Manzanedo, entre otros. En la Sierra de la Demanda también se han rechazado estas técnicas y ayuntamientos como el de Salas ha pedido una moratoria de cinco años.  La razón que se aduce en todos los rechazos y en las mociones es que esta técnica ha sido muy utilizada en EE UU donde se empieza a relacionar con contaminación de suelos, aguas subterráneas, y superficies con gases y sustancias químicas; además de conllevar un elevado consumo de agua, impactos al paisaje, ruidos, micro seísmos, contaminación del aire y posibles afecciones a la salud humana por el uso de productos nocivos y tóxicos.

En Tordueles

Una de las últimas acciones contra este tipo de extracción de gas se llevaba a cabo en Tordueles el pasado lunes con una charla a cargo de Pedro Luis Gómez del Ecologistas en Acción que dio un explicación acerca de las consecuencias que ha traído en otros lugares este tipo de acción sobre la tierra.

Según la información publicada por este periódico ya en el mes de noviembre, los permisos solicitados por Trofagas afectan a una extensión de 34.765,50 hectáreas en la provincia de Burgos que va desde el Valle de Mena a Treviño, pasando por La Lora, Valle de Sedano y la comarca de la Bureba.

Para extraer el gas residual y no convencional que guarda el subsuelo hay que perforar a gran profundidad e inyectar a presión con determinados componentes químicos que provocan la rotura del terreno, fisurándolo y dejando que escape el gas atrapado que es recogido y extraído a la superficie. En ocasiones, para producir la salida de gas hay que realizar pequeñas explosiones en el terreno.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s